Comunicar.

Para eso está el diseño gráfico. Para comunicar.

El contenido es previo al diseño. El diseño en ausencia de contenido se convierte en ornamento vacío y superfluo.

El diseño gráfico siempre está al servicio de un mensaje. Y lo que pretende en todo momento es intentar transmitirlo de la manera más efectiva a través del uso de colores, formas, tipografías, imágenes, textos…

El diseño gráfico nos permite crear una experiencia de comunicación en la que presentamos un contenido a un determinado grupo de personas combinando funcionalidad y belleza.

Por tanto es una herramienta primordial para resolver las necesidades de comunicación y de expresión de las marcas a través de la creación de experiencias valiosas y memorables que acaban conectando a las personas con servicios y a las marcas con sus potenciales clientes.



Comunicar.

Para eso está el diseño gráfico. Para comunicar.

El contenido es previo al diseño. El diseño en ausencia de contenido se convierte en ornamento vacío y superfluo.

El diseño gráfico siempre está al servicio de un mensaje. Y lo que pretende en todo momento es intentar transmitirlo de la manera más efectiva a través del uso de colores, formas, tipografías, imágenes, textos…

El diseño gráfico nos permite crear una experiencia de comunicación en la que presentamos un contenido a un determinado grupo de personas combinando funcionalidad y belleza.

Por tanto es una herramienta primordial para resolver las necesidades de comunicación y de expresión de las marcas a través de la creación de experiencias valiosas y memorables que acaban conectando a las personas con servicios y a las marcas con sus potenciales clientes.

Nos hace la vida más fácil.

Desde una simple señalética para encontrar el camino a los lavabos o las instrucciones para montar una cómoda de mil cajones, hasta un complejo sistema de guía por geolocalización para vehículos; cualquier sistema visual se concibe para facilitar nuestro día a día y convertir conceptos de difícil comprensión / explicación en unidades de información más sencillas, debidamente dosificadas y ejecutadas. De esta forma podemos continuar con nuestro ritmo de vida preocupándonos sólo por lo verdaderamente importante: para solucionar cualquier aspecto predecible y no azaroso, ya está el diseño.

 
El diseño gráfico es un proceso, no un resultado

Para nosotros el diseño gráfico no es el actor de reparto que entra en escena cuando ya se perfila un resultado final (y resulta que muere el protagonista).

Defendemos que el diseño debe estar integrado en cualquier proyecto desde un primer momento, porque cuanto antes se empape el diseño de la esencia y el ADN de la marca, más impacto alcanzará el producto o el servicio ofrecido entre sus potenciales clientes.

Entendemos el diseño como un proceso. Este proceso empieza por conocer e interiorizar el negocio, la competencia, la marca, sus productos y sus usuarios, y finaliza cuando la última pieza ya está ejecutada y aún reluciente. Origen y fin del proceso. Entre uno y otro se introducen el trabajo mano a mano con el cliente, el pensamiento estratégico y la creatividad. Esta es la fórmula.

De principio a fin.

Nosotros nos encargamos de todas y cada una de las fases de dicho proceso y de cada variable de la fórmula: desde el momento iniciático de abordar de forma estratégica la necesidad del cliente, hasta controlar y supervisar hasta el más mínimo detalle de cada ejecución.

Para poder abarcar todos estos aspectos es necesario un gran equipo. Como el nuestro. (Había que decirlo).

Somos un equipo de profesionales especializados en las diferentes disciplinas que convergen en el diseño gráfico, con una trayectoria y un bagaje que respalda todas las etapas de un proyecto, sea de la envergadura que sea.

Así pues, estamos especializados en la construcción de experiencias de marca a partir del diseño gráfico: nos servimos de él como elemento capaz de articular un discurso coherente expresándolo a través de cualquier soporte - ya sea impreso, digital o físico - y código visual.

 
Diseño tipográfico

Somos especialistas en todos los aspectos clave del diseño a partir de letras:

La tipografía es el arte y la técnica de crear y componer textos para comunicar un mensaje. Tipografía es el sistema de signos preconstruidos que componen una fuente tipográfica. Entendemos como tal, tanto el uso de sistemas tipográficos preconstruidos, como la composición tipográfica digital. Trabajamos con tipografías de las fundiciones más reputadas y de mayor excelencia profesional de todo el mundo.

También creamos tipografías corporativas adhoc para marcas de cualquier índole.

Caligrafía

La caligrafía es el arte de escribir de forma bella en un determinado estilo. La caligrafía se define como el arte de escribir a mano, de una forma bella y correcta, asociada a la escritura con pinceles, plumas o bambú, entre otros. En cambio, la tipografía es un conjunto de caracteres que comparten un estilo.

El poder expresivo del pulso del calígrafo nos sirve para dotar a un texto de una voz humana. El contexto histórico o el estado de ánimo, además de otros aspectos, también matizan y refuerzan estilísticamente cada uno de los detalles de la morfología del texto caligráfico.

También creamos tipografías corporativas adhoc para marcas de cualquier índole.

Lettering

Letras dibujadas. Nada más y nada menos.

El lettering es el arte de dibujar letras. Se trata de crear composiciones con letras que no se escriben, se dibujan. Es el lado con más capacidad expresiva del diseño con texto. Las letras cobran vida y se vuelven intrincadas, veloces, pegajosas, sólidas o volátiles.

Estamos en una nueva era dorada del lettering. Son muchas las marcas que apuestan por esta técnica para resultar atractivas a sus seguidores. Esta disciplina ofrece mil y una posibilidades para enfatizar determinados mensajes, añadiéndoles personalidad, expresividad y dobles sentidos a los textos que ilustran.

Diseño de señalética y orientación

Para poder usar los espacios necesitamos valernos del diseño gráfico para descifrar los flujos de movimiento y ubicaciones de los diferentes puntos de interés.

El diseño wayfinding es la creación y el desarrollo de sistemas de información con la finalidad de orientar a las personas en situaciones naturales, urbanas y arquitectónicas. Simplificando: el wayfinding es una herramienta que intenta facilitar -con sus elementos- el entorno por el que una persona se mueve.

Lo bonito y lo amplio de la disciplina es que se preocupa por el usuario en tanto que persona (no sólo consumidor, cliente o audiencia). Y es que el wayfinding atiende a la diversidad de personas, sus capacidades y variables físicas, culturales y sociales de igual modo.

Sistemas pictográficos

Los sistemas pictográficos son una de las herramientas más importantes para crear unidades de información y significación visual, y una especialización indispensable dentro del diseño gráfico.

Los pictogramas, como lenguaje, nos ayudan a descifrar conceptos de una manera puramente visual, evitando barreras idiomáticas, culturales, contextuales o incluso llegando a personas sin alfabetizar. Hoy en día utilizamos sistemas pictográficos intensivamente para múltiples propósitos: señalética, cualquier tipo de packaging, diseño cualquier tipo de interfaz digital, diseño de instrucciones, o incluso para las interfaces de muchos electrodomésticos.

Diseño gráfico para impresión

Son muchos los que opinan que el papel ha pasado a mejor vida.

Aunque los medios digitales han condenado a muerte a la mayoría de comunicaciones que antes se imprimían en papel, el amor por los objetos impresos de calidad aún persiste.

Una sorprendente papelería o una tarjeta de presentación cuidada y original, siguen siendo elementos tan impactantes como valorados a la hora de ser recordados (para bien).

Nuestra experiencia en el mundo de la producción y el diseño para medios impresos es muy amplia y avala todos nuestros conocimientos sobre las técnicas, materiales, proveedores y acabados especiales que pueden marcar la diferencia entre un diseño bueno, bien, correcto y un diseño memorable. Nuestra historia publicando nuestros diseños y supervisando su producción es, verdaderamente, una historia interminable: impresión offset, trabajo con papeles especiales, serigrafías, tintas directas, grabados, golpes secos, relieves, troquelados, cualquier tipo de encuadernación, barnices y cualquier tipo de acabado que magnifique el aterrizaje físico de una idea y que por tanto, multiplique su eficacia.

Es cuestión de imaginar, diseñar y aplicar en medios impresos, ya sea cartelería, folletería, memorias, libros en general y libros de prestigio y arte en particular, papelería, agendas, calendarios, publicaciones editoriales, materiales impresos para marketing… ¿seguimos?

Larga vida al papel.
 
Diseño gráfico para medios digitales

La transformación digital de nuestra sociedad nos da la oportunidad de amplificar nuestros mensajes y trascender en múltiples formatos y dispositivos. El diseño, que es capaz de abarcarlo todo, es la forma en la que articulamos discursos de marca para que vivan de forma ubicua en todas sus posibles vertientes. Es decir, desde el diseño damos forma y tangibilizamos estas vertientes, plataformas o formatos digitales a través de los cuales las marcas contactan con su audiencia.

Creemos que es en estos entornos digitales donde está el hábitat natural en el que se desarrollan las relaciones entre personas, comunidades, marcas y servicios.

El diseño es una herramienta transformadora que nos ayuda a evolucionar, a impulsar a la sociedad a través de las ideas

Trasciende más allá de lo estético. El diseño identifica retos y crea oportunidades cuando se está creando un nuevo producto o servicio. Es una herramienta integral que ayuda, desde el momento más embrionario, a impulsar negocios, marcas y proyectos y llevarlos a otro nivel.